martes, 4 de septiembre de 2012

QUE ME ALCANCE LA VIDA




Sentado al borde de la cama
recordando cada segundo vivido contigo,
me lleno de recuerdos y a Dios le pido
que me alcance la vida
para decirte todo lo que siento.

Nada me llena más
que el tiempo que tú me das,
tantos momentos
que nadie podrá borrar.

Recuerdo tus besos
que saben a dulce miel de azahar,
sin tu amor nada soy
y si vuelvo a nacer, a Dios le pido 
que me alcance la vida
para volverte a amar.

Abraza mi cuerpo y así,
amarraditos, cúbreme de besos,
dime que me quieres y destroza mi cuerpo
con las alas de tu amor.

Si es junto a ti no me importa morir,
que no se apague el fuego,
que me amarren junto a ti;
no hay nadie que sepa amarme
como lo haces tú,
castígame con el azahar de tus besos,
agarra mi pelo, destroza mi cuerpo
con las alas de tu amor.

Y así al borde de mi cama,
Sigo recordando cada segundo
pasado junto a ti.