sábado, 30 de enero de 2016

HUMANO INMATERIAL.

En todas partes y en ningún lugar,
demasiado lejos, demasiado cerca,
absorto ante la espectral oscuridad.
¿Demasiado humano? Rozo lo inmaterial
aferrado a la inaccesibilidad.

¿Será demasiado pronto para ser tarde?
¿Será demasiado tarde para llegar?

Vencido a la hipocresía.

Dicho está ante esta silenciosa eternidad,
presente o pasado,
qui lo sa.

® Vicente Devesa 2016



ETERNO SUEÑO.




Vivo este eterno anochecer,
demasiado tiempo atrincherado
Entre cuatro paredes,
mucho tiempo, demasiado tiempo.

Mucho tiempo sin ver tu rostro,
demasiado tiempo, mucho tiempo.
Demasiado tiempo sin tocarte,
ni oírte, ni sentirte.

¡Ay! cuánto tiempo sin tu cuerpo,
cálido como sol de verano:
Demasiado tiempo.

Demasiado tiempo viendo cultivar
campos de bombas llenas de odio,
odio pasado que resiste al olvido.

Aun cuando la fértil tierra cambia las bombas
por roja adormidera de sueños imperecederos.

Cuánto tiempo en este jardín sombrío,
recolectando cuerpos mutilados,

¡Sí! Mucho tiempo, ¡demasiado tiempo!


Chente Devesa 2016.



MIRANDO AL CIELO.

Cuando mis ojos posan la mirada en el cielo
y ven las nubes pasar,
me doy cuenta de que de igual forma
dejo atrás mis sueños,
mi pelo se cubre de canas,
veo nuestras vidas pasar ya lejanas,
tan lejanas como las estrellas del firmamento.

Sé que es dificil olvidar,
tanto como el agua que bebo, 
esa que cuanto mas bebo, 
quedo más sediento

Trataré de mirar al cielo y las nubes pasar,
cual viejo marinero que, estando en tierra firme,
siente el vaivén del mar.

Chente Devesa 2016



jueves, 28 de enero de 2016

LUNA PERDIDA.

Calidez en tus palabras,
calidez en tus letras,
me abrasas si te miro
enciendes y apagas mis sueños
como lampalagua en su escondrijo.

Tu voz, ascuas ardientes,
tu cuerpo, orquesta de violines
que enloquecen como brisa de verano,
que refresca la lava de soles peregrinos.

Ay de mí, fresca luna sin atmósfera
que deambula tras de ti,
me conviertes en meteorito perdido
atraído como imán de un solo polo.

Dejaré mi huella en las cenizas
de una destrucción masiva.


® Chente Devesa invierno 2016