viernes, 15 de junio de 2012

DUELO QUE EN MI PECHO MORA



FOTO PROPIEDAD DE LEEO ROMERO.
Luz de fuego,
paisaje gris,
angustia que me rodea
llanto que decora el duelo
que en mi pecho mora,
como ruinas en guirnaldas
suspendidas,
brota la sangre roja
que adorna los lirios blancos
de tu cuerpo,
no puedo, te juro que no puedo
con el llanto de tu pecho,
de seguir así, perdido en el llanto
de tu duelo, ¡yo! muero.

AMOR, AMOR.


Amor, amor,
en vano estoy esperando
una palabra oh quizá dos,
como flor marchita espero,
viviendo sin mi
se que te pierdo
¿y si te pierdo?
dejare que el gélido viento
rasgue mis venas,
dejare caer sobre tus pechos
los rojos tulipanes y el olor a nardos,
para hacer mas llevadero tu duelo,
sigo esperando
una palabra oh quizá dos
y si no olvida mi locura
y deja que mi alma viva
para siempre en la oscura noche…..
y sigo esperando
una palabra oh quizá dos.
Amor, amor…..

HUYE AMOR HUYE.



Voz secreta que amas a oscuras,
camelia hundida
bajo corrientes submarinas.

En noche oscura
solo la luna mancha mi perfil,
desgastando mis pupilas
que se esfuerzan por ver
tus dos perfectas cumbres,
volcanes de fuego,
huye de mi huye,
no dejes que el blanco marfil
de mi aliento
atrapen tus ardientes cumbres
que escupen el mas ardiente
de los fuegos.
Huye amor huye…..

CORAZÓN DE ARENA



A través de la noche
de luna llena te veía,
yo lloraba y tu reías
no era un desdén
era que tú en paloma
te convertías.

La luna me quitaba las penas
aunque ¡yo! seguía llorando
mi agonía.

Llego la aurora
y de tanto llorar
mi corazón se transformo
en arena.

Al fin el sol se coló
por mi ventana,
las azucenas desprendieron
su olor dulzón,
pero los tallos de los nardos
ya cubrían mi corazón
amortajado.

Que pena, tu ya no reías
tu corazón de tanto llorar
también se convirtió en arena.


¡AMOR!



¡Amor! si yo muero,
posa tus manos sobre mis ojos,
regálame la luz y el trigo,
no quiero irme sin sentir
la luz de quien cambio
mi destino
y mientras yo este dormido
quiero que ¡tú! mantengas
despiertos tus sentidos,
sigue escuchando el latido del viento
sigue percibiendo el azul del mar
en el que tanto amor  nos concedimos
sigue oliendo el aroma de la sal 
y bebe de mi copa el vino del amor
que nos dejo de regalo el destino,
quiero posar la sombra de mis manos
sobre tu pecho y sentir el palpitar
de ese corazón que tanto ame
mientras los lirios estuvieron florecidos.

jueves, 14 de junio de 2012

SEMBRANDO LIBERTADES..



Bajo la sombra del cielo me cobijo,
bajo el vivo, sembrando libertades,
recogiendo lamentos,
pero vivo.

No busco respuestas,
no pregunto,
tan solo vivo.

seguiré sembrando libertades
que los ríos de amor alimenten
y aunque la cosecha siga siendo
mi lamento y mi desconsuelo,
¡yo! seguiré vivo,
amando lo vivido,
ofreciendo amor
a los mas oscuros desvaríos.

Un día florecerán
los mas hermosos trigales
y entre ellos ese amor
que tanto cuido.