viernes, 15 de junio de 2012

¡AMOR!



¡Amor! si yo muero,
posa tus manos sobre mis ojos,
regálame la luz y el trigo,
no quiero irme sin sentir
la luz de quien cambio
mi destino
y mientras yo este dormido
quiero que ¡tú! mantengas
despiertos tus sentidos,
sigue escuchando el latido del viento
sigue percibiendo el azul del mar
en el que tanto amor  nos concedimos
sigue oliendo el aroma de la sal 
y bebe de mi copa el vino del amor
que nos dejo de regalo el destino,
quiero posar la sombra de mis manos
sobre tu pecho y sentir el palpitar
de ese corazón que tanto ame
mientras los lirios estuvieron florecidos.