viernes, 27 de enero de 2012

EL HORROR AUSCHWITZ

     

Mama, ¿donde esta la luz del sol?
¿dónde esta la tierra que un día alguien nos prometió?
¿porque siento este dolor en mi corazón?

Mis manos tiemblan cuando veo a ese señor
que nos manda que nos reunamos todos
apelotonados en un rincón.

¿Porque solo siento miedo?
tengo hambre
pero no importa,
si tu estas bien
yo me sentiré bien,
si tu sonríes
yo sonreiré,
si tu estas a mi lado
yo no sucumbiré.


Nos piden que vayamos a lavarnos
a unas duchas todos apiñados,
el olor a sudor y a excrementos pegados en la piel, el orín de los viejecitos
que no se pueden retener, traspasa mis sentidos,
me hacen sufrir por esas personas que no pueden mas con su dolor,
mama si estoy contigo no tengo miedo
pero no te separes de mi por favor.

Vamos a lavarnos,
quizá después
todo lo veamos de otro color,
ya limpios estaremos mejor,
quizá después ya no sentiremos mas dolor.

te amo mama
nunca me dejes por favor.

jueves, 26 de enero de 2012

AMOR NACIENTE



Soñamos juntos,
los dos volando
con alas nuevas,
plumajes sanos
con amor robados
aves que aman
con el corazón destrozado,
hay amor cuanto te amo,
no tiñas mis nuevas alas
del negro color de la soledad,
no te escondas del vació
que destruye todo lo vivido,
solo la muerte  sucumbe,
solo la muerte huye
de la felicidad vivida,
y es que teme ser vencida
pues nada supera al amor
ni siquiera la muerte,
pues ¿Qué es la muerte
ante la luz divina
de un amor naciente?.

domingo, 22 de enero de 2012

PASAN LOS MESES Y NADA CAMBIA



Por cada luz de noviembre,
por cada frio diciembre
mi alma resurge,
mi cuerpo se asombra
por ver que nada de lo soñado
acude a mi sombra,
luces apagadas de enero,
chimeneas prendidas de febrero
siguen desgastando mi frágil invierno,
como deseo perseguir los sueños
del lluvioso marzo y abril,
vivir el sol de mayo,
el color de junio, el sabor de julio,
resurgir del calor de agosto,
me asusta volver al septiembre fogoso
y volver a sentir que mi alma se apaga al llegar
al rojo octubre con sus vientos fríos
que arrastran el calor vivido
del dulce verano,
siento temor de no volver a ver
el sol de mayo.