viernes, 15 de noviembre de 2013

LAS LÁGRIMAS DE TU OLVIDO






Cómo duele la existencia
cuando el olvido se adueña
y desgarra instantes vividos.

Cómo me duelen las manos,
cuando a través de ellas
se escurre el pasado,
que yace entre las lágrimas
de tu olvido.
Bucólica, melancólica y solitaria,
vaga mi esencia buscando 
ser liberada.

Busco el norte y hallo el sur,
busco el este y es oeste.

¿Cuándo? dime ¿Cuándo
dejará de doler el aire que respiro?

Porque fuerte es mi navío,
pero cansado está ya
de tanto evitar naufragios
que tratan de doblegar
mi destino.


TU ESENCIA




El tiempo reposa y los instantes reflejados
quedaron en el cristal de mis pupilas.
 La fragancia efímera de tu esencia resuena,
enmudeciendo mi alma solitaria.

Tus ojos, tu boca, tu pelo, tu cuerpo entero
queda como muralla cimentada sobre mis alas, 
alas al viento que soportan la tristeza
y el peso del tiempo que pasé susurrándote 
versos,
amándote ante un abismo repleto
de desconcierto

CONJURO DE AMOR




Hay noches en las que invoco tu nombre
Cuando mi cuerpo desnudo tiembla bajo las sábanas.

Hay noches en las que siento tu cuerpo  junto al mío
y nuestra calidez hace que el frío de la noche desaparezca,
dando paso al sofocante calor de una noche de verano.

Hay noches en las que mis labios buscan tus labios
y el vaivén de nuestros navíos perpetúan un amor
que nació entre los versos de un poema,

escrito como salmo que santificará un amor
que nació conjurado por la ausencia.

¿QUÉ HAY DETRÁS DE UN VERSO?



¿Qué hay detrás de un verso?
¿serán sentires?
¿quebrantos del alma?
¿quizás ausencias?
¿o gritos que buscan complacer un cuerpo sediento?

¿Qué hay detrás de un verso?
¿Quizá la agonía de mi alma, que no encuentra consuelo?

¿Qué hay detrás de un verso?
Quizá la alegría de plasmar en renglones 
lo efímero de una vida que dedica en palabras 
la belleza que supone amar y ser amado.