viernes, 15 de noviembre de 2013

CONJURO DE AMOR




Hay noches en las que invoco tu nombre
Cuando mi cuerpo desnudo tiembla bajo las sábanas.

Hay noches en las que siento tu cuerpo  junto al mío
y nuestra calidez hace que el frío de la noche desaparezca,
dando paso al sofocante calor de una noche de verano.

Hay noches en las que mis labios buscan tus labios
y el vaivén de nuestros navíos perpetúan un amor
que nació entre los versos de un poema,

escrito como salmo que santificará un amor
que nació conjurado por la ausencia.