viernes, 15 de noviembre de 2013

TU ESENCIA




El tiempo reposa y los instantes reflejados
quedaron en el cristal de mis pupilas.
 La fragancia efímera de tu esencia resuena,
enmudeciendo mi alma solitaria.

Tus ojos, tu boca, tu pelo, tu cuerpo entero
queda como muralla cimentada sobre mis alas, 
alas al viento que soportan la tristeza
y el peso del tiempo que pasé susurrándote 
versos,
amándote ante un abismo repleto
de desconcierto