viernes, 19 de abril de 2013

PARA LA GENTE QUE CADA DÍA ME PREGUNTA DóNDE PUEDE CONSEGUIR MI LIBRO.


Hola amigos, son muchos los mensajes que me llegan preguntando dónde pueden conseguir mi libro


" EN ALGÚN RINCÓN DEL MAR"

Aquí les dejo algunos links donde lo pueden conseguir, tanto en formato papel como en formato e-book.
Gracias a todos por su interés;  también 
a quienes lo quieran firmado y dedicado,
pueden pedírmelo directamente a este 
e-mail.
Gracias y un fuerte abrazo a todos y cada uno/a de ustedes.

Este es mi mail aquí lo pueden pedir y para pagarlo no hay problema pueden hacerlo vía pay pal, giro postal o tambien a través de western unión.   vjdll1124@gmail.com

http://www.todoebook.com/EN-ALGUN-RINCON-DEL-MAR-VICENTE-JOSE-DEVESA-LLOBELL-EDITORIAL-CIRCULO-ROJO-LibroEbook-es-9788490308103.html

http://libros.elmundo.es/detalle.aspx?lang=es&isbn=9788490306758

http://gandhi.publidisa.com/PAPEL/detalle.aspx?isbn=9788490306758

http://librosbajodemanda.elcorteingles.es/detalle.aspx?isbn=9788490306758

miércoles, 17 de abril de 2013

VIENTO GÉLIDO


El tiempo pasa, silba el viento, 
me roza el rostro con atrevimiento,
me susurra, pero no atiendo,
la ausencia se apodero de mí.
Ya no hay pulso,
la sangre de mis venas quedó congelada,
atrapada por el espeso y gélido viento.

Quisiera huir del tiempo, pero no puedo. Ágil e inconmovible
pasó sin advertirme que era rápido,
mucho más rápido que el propio viento gélido
que congeló mi sangre.

MENDIGO ME SIENTO


Miento si digo que te olvido,
¿Cómo olvidarte si tu nido construiste
sobre mi pensamiento?
Te juro que me quemas por dentro,
pues mendigo me siento de tus besos,
besos que no conozco,
pero que cada mañana espero
como suave brisa, que recorre
todo mi cuerpo.

EN SILENCIO.


Fotografía propiedad de Saúl Landell

En silencio te pienso. 
Mientras mi alma expira su último aliento,
vi tus ojos por poco tiempo, 
pero el suficiente para grabarlos en mi mente.
Y hoy aquí, entre mis recuerdos, 
busco tu abrazo y palabras de aliento.
Tus labios madrugadores me despiertan 
con un tierno beso,
tus manos como acariciando el viento.
Mientras, mi cuerpo se acurruca 
viendo como se apagan las farolas,
las calles quedan a oscuras, el mar se queda quieto 
y yo... me quedo solitario y en silencio.