jueves, 31 de diciembre de 2015

Nochevieja 2016



Treinta y uno de diciembre, son las 20,00 horas.
Estoy sentado en un sillon, en la naya de la casa de campo,
viendo el nácar de lo que queda de la luna llena de Navidad.
Entre su luz, unos blancos algodones forman unas jóvenes nubes que parecen jugar con la vieja luna.

Otros años a esta hora no hubiese podido disfrutar de tan magnifico espectáculo. El frío no lo habría permitido, pero hoy hay casi veinte grados y ni siquiera el aire respira, todo está tranquilo, la chimenea vomita el humo que sube hacia el cielo sin mirar a ningun costado, sube y sube buscando las nubes.

Allá a lo lejos alguien ha preparado un pequeño espectáculo de fuegos artificiales que pintan de colores el cielo con su resplandor, las casas de verano estan engalanadas con guirnaldas y luces chispeantes, unas de colores, otras inmaculadamente blancas. ¡Qué noche mas tranquila!
una Nochevieja distinta, ojalá que la paz que se respira sea presagio de un nuevo año lleno de paz y armonía entre los seres que este planeta cobija.

En mi corazón siento esperanza y a Dios pido que este nuevo año sea un año de paz y de amor entre todo ser humano, ojalá que se acabe toda la violencia y todo hermano encuentre la paz que tanto anhelamos.

Feliz 2016 a todos los que habitan este paraíso que Dios nos ha regalado.


domingo, 20 de diciembre de 2015

ESPUMA DE MAR





Blancos encajes escupe el mar:
 olas que vienen y van.
Barca y barquero a la deriva,
entre espuma de mar.

Espanto el barquero, no puede llegar.
unos ojos negros lloran desde el faro
al ver que la barca se aleja
y se aleja cada vez más.









ERRANTE



Pasos errantes.
No sabe adónde va,
pasea las calles sin saber
donde dormirá,
triste parece, aunque en su boca
una sonrisa hay.

Es la cara de la pobreza de un ser educado
que va pidiendo un poco de amistad
y le es negada, tan sólo,
por no saber esta noche
dónde dormirá,

Aun así, bendice tu vida con dulce bondad.
Que dios le colme de dicha y mucha felicidad
.