jueves, 7 de julio de 2011

LA TIERRA PROMETIDA


¡Tierras lejanas! Quizás no tanto
Un niño llora su madre con un hilo de vida lo mantiene,
Son las ansias de ver a su pequeño con vida;
Sus pechos son pura piel,
Tan solo, dos dos pedazos de piel colgando;
Con su hijo a cuestas,
Camina y camina buscando la tierra prometida,
Esa tierra de la que oyó hablar,
Donde no falta el pan y la justicia
Pero su valor y fuerza no son suficientes.

Mientras, en la tierra prometida
Una familia se queja de su suerte
¡que desgracia! La televisión no funciona
Que injusticia se rompió el televisor.
¿Que haremos ahora? dice una mujer
Sus hijos ya comieron y se asearon,
Ahora ¿Qué? que pena
no poder ver su serie favorita.

En la lejana tierra, la madre arrulla a su hijo...
No llores mi niño, no llores, no estamos lejos....
Le dice al niño mientras exprime una gota de leche;
Sus pies sangran pero ella no se da cuenta,
 Intenta llegar, pero solo logra arrastrarse
Unos centímetros por el suelo
Hasta caer desmayada por el cansancio y el hambre;
A su alrededor solo arena seca y huesos esparcidos por doquier
Muchos han caído tratando de llegar a esa tierra de maravillas
Donde lo más importante y grave
Es que el televisor o la lavadora no logra ponerse en marcha.

De repente o milagro la caja tonta se pone en marcha,
Justo dan un reportaje sobre la pobreza en el mundo,
Salen unas imágenes de niños desnutridos pero lo que mas
Impresiona a los niños es ver una madre tendida en el suelo,
Agarrada a su hijo yaciendo como una calavera,
Con la piel pegada a sus huesos y con la piel de un pecho
Metida en la boca de un bebe desnutrido, los aguanta solo
Un hilo de vida.

La madre apaga el televisor, no miréis eso, solo saben poner
Esas cosas a la hora de comer,, uno de los hijos le dice mama no quiero la tv
Vamos a venderla, mandemos el dinero a esas madres que no pueden amamantar a sus hijos....
La madre con cariño y unas lágrimas en los ojos se da cuenta de la razón que tiene el niño, con su todavía intocable nobleza.
A partir de hoy no les preocupara más que no funcione la televisión,
A partir de hoy destinaran una parte de sus ahorros a ayudar a una madre y a su hijo.

Después de todo quizás aun quede un poco de consciencia en esta tierra prometida.
®Chente Devesa, 07/07/2011.