viernes, 10 de agosto de 2012

AGÓNICO



Son mis deseos
agonía de mi cuerpo,
sueños que acampan en mi piel
y que, tristemente,
quedan inermes
faltos de ti.