miércoles, 9 de enero de 2013

LUZ DE LUCERO






Bajo la luz de un lucero me cobijo
de la mano de la amistad,
esa luz me baña con eterna bondad.

A Dios le pido no me suelte de la mano
pues no quiero perderme entre la alegre
compañía de la frivolidad.