lunes, 18 de noviembre de 2013

SUEÑOS






Cierro mis ojos y sueño,
no veo campos de amapolas,
los sauces no recuperan sus hojas,
las olas del mar no me susurran al oído,
las gaviotas no graznan contentas
ni las palomas transportan a tu puerta 
mis sueños.

¡Amor! cierro los ojos y te veo
jugando con mi pelo tu sonrisa,
como ruiseñor cantando alegre
enamorado del amor.

Solo son sueños, pero
de ellos
alimento mi alma.