sábado, 7 de abril de 2012

ESTA ESPAÑA



Esta España de pandereta
de fervor y de fiesta,

esta España de alma inquieta
a cambiado su alegría
engendrando un mañana
de agonía.

De campos floridos,
de arboles fructíferos,
a pasado a helados arbustos
secos y agónicos.


Habrá que cortar de cuajo
toda rama seca
si queremos ver brotar
con energía
un mañana repleto
de almendros floridos.