sábado, 7 de abril de 2012

SOÑÉ



Soñé que reía, que mi alma
alborozada y juvenil encontraba
un balcón con vistas.

Otro día soñé que mi cuerpo
núbil se veía,
de amores se resarcía,
de alegres mantos se cubría.

Después soñé que soñaba
que de sueños vivía.