lunes, 5 de noviembre de 2012

TRISTE CORAZON




 Hay días en el que el corazón 
se vuelve triste 
y no hay forma de que encuentre color, 
sólo se siente la estática
de los negros nubarrones, 
golpeando con la fuerza de un ciclón 
este pecho que trata de abrirse 
                      ¡de nuevo a la ilusión!