lunes, 18 de febrero de 2013

APRENDICES





Titubeante y errante camino por este mundo,
escaparate de vidas que se cruzan,
unas firmes y exitosas, otras repletas de baches,
un mundo que no hay quien entienda
al menos yo, y dudo que nadie entienda.

Con sólo un paso, puedes estar en el más bello paraje
pero, ¡cuidado! al otro paso puedes entrar 
en un abismo del que no hay quien te saque.

Quizá si nos parásemos a pensar, 
que esta vida no es más que un sueño 
en el que no hay más que andar con amor 
e ir hacia adelante, 
haciendo el bien por todas partes, 
no habrían abismos donde caer errantes.

Alguien me dijo que con amor se llega
a todas partes, ¿será verdad?
No nos hemos dado cuenta de que somos nosotros mismos
quienes nos precipitamos al abismo
creyendo que somos los mejores ángeles.

No somos más que meros estudiantes
en un mundo de aprendices de Dioses,
y hasta que no demos nuestra vida 
sin miedo, por amor, no iremos 
a ninguna parte.

® Derechos reservados.