domingo, 5 de mayo de 2013

INSTANTES



Meciéndote en mis sueños,

junto a mi cuerpo trémulo

peregrino del tiempo,

enciendes pasiones.


Mientras mis manos forman caricias,

tus labios juegan con la comisura de los míos. 
Y mientras navegas entre los ríos serpenteantes de mis delirios de fuego,

yo deambulo por tu vientre,
buscando un lugar donde habiten mis espasmos.

Instantes de delirios

que acaban, incinerados y trémulos,

entre mis sábanas y una solitaria almohada.