lunes, 13 de febrero de 2012

DEJAME AMAR




Loca libertad que huyes de mi cielo
llenando de griteríos
la apacible corriente de mi rio,
de repente cortas de cuajo
la sonrisa que mi boca dibuja
y dejas atados en nudos de dolor
mi cuerpo malherido.

Aparta las tormentas
que salpican mi cara de sangre alborotada
y deja que mi amor viva,
viva, viva, sin entender de agonías,
déjame amarle, aunque sea
lo ultimo que haga en mi vida.