miércoles, 19 de septiembre de 2012

TIERRA QUE ME VIO NACER


    

Ay tierra, ¡mi tierra!
¿No ves que tu hijo sufre?
No cierres tus ojos
ni te disgustes,
haz como siempre haces:
aparta tu mirada
y haz como que no me conoces
que yo seguiré alabando tu nombre.
Y aunque no me arrulles,
¡yo te llevaré hasta lo mas alto!
Y cuando llegue el día
en que tenga que devolver mi vestidura,
¡tú sólo abre tus fauces!, "piel de cordero".
Y con la tierra que me vio nacer
cubre mi cuerpo que,
¡yo donde esté seguiré alabándote!