lunes, 10 de febrero de 2014

DONDE HABITE MI ALMA



Donde habitan las palabras, donde a solas 
desbrozaré el lenguaje de mi pensamiento,
sin ser contemplado por tu celosa piel.
Descubro dónde habitar sin ser visto,
excavando madrigueras
donde no tropezaré con el abismo,
donde mi alma inmortal pueda inundarse de la luz. 
Allí seguiré viendo sin ser visto.