sábado, 15 de febrero de 2014

TRIGO LIMPIO




Quisiera construir un pueblo
donde el amor fuera el gobierno
y sus habitantes
el trigo limpio.
Sin banderas ni estandartes
tan solo corazones
unidos por nuestra sangre.