lunes, 18 de junio de 2012

LADRÓN DE CAMINOS



Fui ladrón de caminos,
mientras tu me esperabas,
serpientes encontré,
en cruces que se abrían al alba.

Tu paciente seguías
esperando mi llegada,
promesas que no cumplía,
no, porque no te amara,
no, porque no te quería.

Mis andares eran limpios,
rápidos, pero el veneno
de las serpientes temía,
es por eso que mi llegada fue tardía,
no, porque no te amara,
no, porque no te quería.

El camino fue duro,
mucho mas de lo que creía,
al fin llegue, magullado y cansado
y encontré la cama vacía,
te cansaste de esperar
vida mía, pero aunque mis pies sangren
y el veneno de las serpientes
sigan ahí esperándome,
ya no tengo miedo,
ahora caminare mas deprisa.

Espérame vida mía,
ya que cuando llegue tendrás que curar
mis heridas.
tu eres la única que puede curarlas
y si esta vez vuelas antes que ¡yo! llegue,
ya no podre caminar mas,
el veneno oculto entre mis venas
me arrancara la vida y yo
con mi alma rota moriré,
llorando tu partida.