viernes, 11 de octubre de 2013

AL ALBA




Fue al alba cuando te vi llegar
cuando el sol todavía no había salido.

Tus ojos cargados de luz
iluminaron mi camino,
tus labios sonrosados susurraron cantares
y ¡yo! todavía medio dormido,
te sentí sobre mí,
como gota de rocío.