lunes, 27 de febrero de 2012

LA LUZ DE TU ESTRELLA


Si tú fueses mía
al cielo subiría,
una estrella te bajaría,
alrededor de tu cuello
la colgaría,
para que reluciera
de noche y de día.

Así recordarías
en las noches frías,
cuando solitaria estuvieras,
solo mirando ¡tú! estrella
entenderías,
que mi amor por ¡ti! es verdadero
y que por muy alejados
que estuviésemos,
la luz de tu estrella
siempre nos haría compañía.