jueves, 1 de marzo de 2012

UN LUGAR


Un lugar que alimenta mi alma dulcemente cada día,
despertar, viendo la luz que entra por mi ventana.

Mirar a través de tus ojos,
respirar el aire de la montaña,
reír agarrado a tus manos
y volar por el cielo azul,
descubriendo momentos hermosos
cada mañana.

Pasear por las estrechas calles de este pueblo
cada mañana, un lugar que da cobijo a mi alma

Me haces suspirar
y llego hasta volar,
feliz me siento
viviendo junto a ti
dando rienda suelta a nuestros sueños.

Amarte cada día
besar tus labios junto al fuego
cubiertos por la luz
que asoma por la ventana,
ser feliz,
este es mi sueño,
un sueño que revivo
sintiendo los besos que
me regalas cada mañana.