viernes, 24 de febrero de 2012

NO ES PECADO SOÑAR




Regrese al refugio tibio de tu piel,
atrapado sin piedad
en una verdad
que quisiera un día olvidar.

Me arde la piel solo de pensar
que allá donde estas
seguirás pensando en mi,
lejana estas soñando mi piel.

No pasa un momento
que no extrañe tu aliento,
muriendo de amor estoy
mientras sé que tu corazón
llora por no entender
porque un día todo cambio
y tuvimos que alejar nuestro amor.

no es pecado soñar,
pecado seria olvidar esta historia
de puro amor
que un día nos llevo a alejar
nuestra pasión.


Mi refugio es sentir tu piel,
el tuyo se que es
no olvidar mis besos que con tanto amor
un día deje clavados en tu piel de seda.


Un amor que prevalecerá
mientras uno se nuestros corazones
siga palpitando con alegría
en este mundo repleto de sueños,
sigo soñando mi amor,
¿acaso es pecado?