sábado, 2 de junio de 2012

QUE SE CALMEN LOS PUEBLOS



Que callen los pueblos
que se apague todo lucero
Dios viene a mitigar
nuestros sufrimientos,
abrid vuestra alma
al cristo del madero.

Abran las puertas
ciudades y pueblos,
con gozo reciban al cristo
redentor,
el viene a mitigar
el dolor de su pueblo.

Reciban los mutilados
y los que llevan pesada carga
la bendición de la venida del
hijo de Dios, el viene a justificar
los horribles tormentos,
el viene a cerrar la puerta  a
ponerle grilletes a la muerte.

Que se calmen los fieles
Jesús no quiere
dolor entre su gente.