viernes, 13 de julio de 2012

AVENTURERO



Nací sensible,
moriré sensible,
soy un guerrero
ante una vida de batallas,
aventurero, fuerte y decidido
en la lucha por la vida.

Un día una espada perdida
me atravesó y hoy con dolor
¡grito! ¡Dios! ten compasión,
me hiciste sensible, fuerte y guerrero
luchador ante la vida
luché por causa justa,
ahora no puedo mover mi espada
pero puedo escribir las palabras
que mi corazón dicta,
quizá mas poderosa sea la palabra,
pero yo te pido mi eterno,
hagas de mi de nuevo
a ese feliz aventurero;
Porque te juro que yo quiero,
pero no puedo.