viernes, 13 de julio de 2012

ESCRIBIRÉ AL AMOR

                                


Fue un amigo quien me dijo:
Mueve tu pluma,
no dejes jamás de escribir.
Yo le pregunté:
¿Qué voy a escribir yo?
Él me dijo: escribe poemas,
que tu corazón mande
sobre tus letras y un día, serás poeta,
escribe versos de amor, mas no de penas.
Yo no escribo a las penas —le dije—,
pero sí al amor, aunque a veces
el amor también da pena.

Así es el amor, gran pasión,
rugido del mar cuando escupe el sol burbujas flotando, 
cuando sale la luna nadando 
y estrellas en el cielo.
 
Cuando tu cuerpo desnudo
abraza mi cuerpo sediento,
¡Si amigo!, escribiré al amor
y nunca a las penas.
Aunque te advierto amigo, que a veces
el amor es pura pena.