lunes, 9 de julio de 2012

QUIERO SER LA LUZ

¡Amor! yo sé que nada soy y poco te puedo ofrecer,
pero amor, escúchame bien,
quiero hablarte y hacerte entender, lo que no te pude
hacer comprender la otra mañana.

Quizá, todavía puedas hallar en ¡mi! un poco de paz
¡amor! quisiera decirte que
quiero ser la luz que ilumine tu alma,
¡amor! ¿Es mucho pedir que escuches a mi corazón?
déjame ser la huella que marque tus pisadas,
quiero ser ese pedacito de amor que inunda tu mundo
y cambiar tu dolor por el bálsamo que cure tu alma,
sé que no es fácil confiar, pero no es tarde aun.

¡Amor! déjame ser el manto de rosas que soporte
tus pisadas.
Quiero ser la luz que entra por tu ventana,
sorprenderte cada mañana, vestir de color
cada rincón de tu alma.
Quiero ser el perfume que huelas en tu almohada
y ser la razón de todas tus miradas.
¡Amor! yo sé que no es tarde aun,
¿Qué tal si me dejas ser el ángel que guarda tu alma?
podría morir por un segundo en tus brazos,
sé que no valgo nada, pero mi amor es de verdad,
no una luz que se apaga cuando termina de hacer el amor,
déjame ser el perfume de tu almohada,
¿buscabas la paz? ¿Qué tal si la encontraste ya?
yo solo quiero ser el dueño de tu mirada.